viernes, 21 de abril de 2017

No queda nada

Ya no quedan más abriles para ti, ni tampoco primaveras o veranos. No te quedan más palabras que decir, abrazos que dar o besos que recibir. Ya no te queda aire en los pulmones y tu corazón se va marchitando a cada latido. Ya no queda nada...
Si tuvieras un poco más de tiempo, ¿qué harías? ¿Realizarías ese viaje que siempre quisiste o te quedarías aquí disfrutando de esa rutina que, aunque tediosa a veces, te recordaba la gran vida que tenías? Si tuvieras más días, más horas, más minutos... todo sería distinto, pero no los tienes. Aunque eso no lo sabes aún. 
Si pudieras elegir, ¿cuáles serían tus últimas palabras? No sé lo que elegirías, aunque me gustaría saberlo. Puede que les dijeses a tus hijos que, donde quiera que estés, vas a cuidar de ellos siempre, porque eres su padre y eso no va a cambiar. Y a tu mujer, esa que cuando estaba contigo lo convertía todo en luz, esa que hacía que cada día fuese especial, le dirías lo siento. Sí, te disculparías, porque treinta años juntos no han sido suficientes y desearías tener más tiempo...
Tiempo, tiempo, tiempo... ¡Maldito tiempo! Ojalá se detuviese unos instantes, unos segundos solamente, y nos dejase respirar sin su constante respirar en nuestras nucas. Pero la vida no es así, no es justa y lo sabes, sino seguirías aquí.
Y así, sin previo aviso, tu tiempo con nosotros expiró y tu corazón batió por última vez. 

4 comentarios:

Claudia S. dijo...

Tenemos tiempo limitado en esta vida... por eso toca aprovechar cada segundo, aunque a veces no es suficiente.
Besos!

Estoy entre paginas dijo...

Por supuesto que hay que aprovechar el tiempo, esto al final no dura nada ;)

Sabios dijo...

Y pienso: "Qué pena perder tanto tiempo en cosas inútiles (actualizar facebook, el filtro, pensar en la opinión de la gente) cuando estamos tan vivos hoy, ahora".

Gracias por esta entrada, querida.

Un abrazo,
P.

Anónimo dijo...

En estos días me he puesto a pensar mucho en el tiempo, vamos que, desde que tenemos uso de razón nos acongoja el tiempo, vivimos pensando en como usarlo, como acortarlo, como alargarlo, le asignamos el "super poder" (y la gran carga) de sanarnos; lo maldecimos, lo amamos, lo odiamos, y al final, es lo más importante ¿no? Siempre he dicho que el mejor regalo es ese: el tiempo, no se puede comprar y no tiene valor pero al mismo, todos disponemos de él aunque al final (tristemente) lo malgastemos.
¿Cuantas veces he de pasar por estos escombros? (Blogger) Al final, viene siendo el único lugar en el que siento que puedo dejarme ir un poco, se siente el abandono de este sitio, (aunque tu blog esta precioso, me refiero a los otros, ¿que ha pasado con todas?) yo, hasta he olvidado mi correo/contraseña, pero por alguna extraña razón, cuando me siento muy hundida en el pozo/triste, siempre vuelvo.
Quizás, el universo me mande señales diciendo "no vuelvas" cada vez que no logro ingresar a mi cuentaa.... o quizás, como siempre, estoy buscando señales donde no las hay, ¿no es lo que hacemos cuando estamos mal?
Sea como sea, se sintió... grato¿? leerte, Anti, querida.
Besos en la distancia, cariño mío.






Firma:Cherry (O lo que queda de ella)