domingo, 23 de octubre de 2016

Aprendí a querer

Los días pasaban sin darnos cuenta, poco a poco empezamos a caer en una hermosa rutina de la que no queríamos salir. Nos despertábamos cuando los primeros rayos de sol acariciaban nuestras costillas. Nos reíamos de mi manía de clasificar la ropa por colores, de tus calcetines a rayas y de esa vecina cotilla que nos espiaba todas las tardes. Aprendimos a querernos.
Tú sonreías cada vez que maldecía cuando se me caía algo. Te encantaba que te dejase notas por la casa. Decías que te habías enamorado de mí por mis pecas, mi obsesión por el control y mi forma de mirarte. Aprendiste a quererme.
Me gustaba despertarme por la noche y verte dormir plácidamente a mi lado. Adoraba ver cómo fruncías el ceño cuando estabas concentrado. Aprendí a quererte, a querernos, como tú me querías a mí, con virtudes y defectos. 

3 comentarios:

Elendilae dijo...

No hay nada más bonito que compartir sentimientos, emociones o momentos.

Un besito

Javier Castillo dijo...

Y ella se despertó

Lau dijo...

Es la mejor forma de querer
Un besito!